Las personas propietarias de un inmueble de naturaleza urbana radicado en España que no tengan condición de residente fiscal en España estarán obligadas a tributar conforme a la ley sobre el Impuesto de la renta de no residentes en este país y a un impuesto local, el Impuesto sobre bienes inmuebles.

A los efectos de cumplir con la obligación fiscal, el contribuyente no residente no está obligado a nombrar representante fiscal, siempre y cuando no tenga su residencia en un país o territorio con el cual no exista un intercambio de información efectiva. Lo único que requiere el contribuyente es la asignación de un NIF que en caso de nacionales españoles es coincidente con el DNI y en los extranjeros el NIE.

Las rentas a imputar dependerán del uso de inmueble, ya sea destinada para uso particular o como inmueble arrendado:

A) Rentas imputadas a inmuebles urbanos de uso propio:

El rendimiento a declarar será la cuantía resultante de aplicar el valor catastral por el 2% con carácter general y en los casos que el valor haya sido revisado o modificado y haya entrado en vigor en el periodo impositivo o en el plazo de diez periodos impositivos anteriores, el 1,1%

Este rendimiento se entiende devengado a fecha 31 de diciembre y se declarará solo la parte proporcional en la que hubiera sido destinado a uso propio.


Plazo: Durante todo el año natural siguiente al de la fecha del devengo.


Tipo de Gravamen:

Residentes en la UE, Noruega e Islandia 19 %

Residentes en cualquier otro territorio 24 %



B) Rendimientos de inmuebles arrendados:

El rendimiento objeto de tributación será el importe íntegro que recibe del arrendatario, si posibilidad de deducir ningún gasto a excepción de los residentes en cualquier Estado miembro de la Unión Europea, Islandia y Noruega, quienes podrán deducir los gastos previstos en la LIRPF, siempre que se acredite que están relacionados directamente con los rendimientos

obtenidos en Espana y que tienen un vínculo económico con el arrendamiento obtenido en este país.

Se considerarán gastos deducibles todos los necesarios para su obtención, las cantidades destinadas a la amortización del inmueble siempre que respondan a la depreciación

efectiva.

El rendimiento se entenderá devengado cuando sea exigible por el arrendador y si el cobro fuere anterior a la fecha exigible, se entenderá la fecha del pago.



El plazo de presentación dependerá del resultado de la autoliquidación, correspondiendo:

  • Resultado a ingresar, los 20 primeros días de los meses abril, julio, octubre y enero, las rentas devengadas en el trimestre anterior.
  • Con resultado de cuota cero, del 1 al 20 de enero del ano siguiente al devengo de las renta objeto de tributación.
  • Con resultado a devolver, a partir del 1 de febrero del año siguiente de la fecha del devengo y dentro de los 4 años posteriores.


Tipo de gravamen:

Residentes en Estados miembros de la UE, Islandia y Noruega, 19%

Residentes en el resto de Estados, 24 %

Si usted es residente en el extranjero y necesita un despacho que gestione su patrimonio en España, puede contactarnos a través de nuestro formulario de contacto para concertar un primer asesoramiento sin compromiso.

Si tienes alguna consulta o duda, ponte en contacto con nosotros

Contacto en España

Calle Sandoval, 1. 47003 Valladolid

Contacto en Alemania

Aachener Str. 1, 50674 Köln. Germany